EL NUEVO PARAISO DE LOS TONTOS PDF

Los bloggers muertos no van al cielo El da 2 de junio del ao , en Estados Unidos, asesinaron por primera vez a un blogger. Como en esos tiempos los blogs todava estaban de moda ni Twitter ni Facebook haban dicho presente entonces la noticia apareci en la prensa. El muerto se llamaba Simon, y la polica pudo dar con el criminal porque el occiso, antes de morir, nombra a su verdugo en su ltimo post: "El ex novio de mi hermana est aqu, fumando y recorriendo toda la casa; suerte que se ir pronto", escriba ingenuamente el blogger. Por lo visto tuvo tiempo de darle al botn enviar antes de que su cuado le partiera la cabeza con un picahielo.

Author:Brarr Vozshura
Country:Spain
Language:English (Spanish)
Genre:Art
Published (Last):20 October 2006
Pages:474
PDF File Size:8.38 Mb
ePub File Size:13.15 Mb
ISBN:480-2-19792-348-6
Downloads:96658
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mejar



Que nunca las odia. Crees ya que voy por mal camino. Soy un maestro de la magia, en serio. Esto no es una historia de amor. No en vano soy un maestro de magia. Claro que no, eso es evidente. La muerte es otra historia. La localizo de inmediato. Tomo mis precauciones. Las mujeres son otra historia.

Tienen un secreto poderoso. No se toman en serio el amor. Nunca lo han hecho. Olvida el amor. Primero la vida de un pobre y esforzado escritor.

Un escritor sensible. De talento. Y porque se lo merece de sobra. Se acabaron las bromas sobre su honor. El tipo ese es un delincuente. Un maleante. El mundo distinguido. Bien, recuerda entonces que soy un maestro de la magia. Puedo contarte lo que realmente piensan y sienten. Y aprenderemos algo de la vida. Cosa que, en realidad, de nada sirve. Luego por mi poder y mi dinero. Vale, puedo aceptarlo todo.

No tengo planes para ella. Tengo venenos y dagas y tumbas oscuras en cuevas para esconder su cabeza. No tiene derecho a la vida. Sobre todo si es fiel sexualmente, nunca miente y me pone siempre por delante de todo y de todos. Es un libro de guerra. La vieja guerra entre hombres que son verdaderos amigos. La gran "nueva" guerra entre hombres y mujeres.

Las dulces mujeres siempre han tendido emboscadas a los hombres: en sus cunas, en la cocina, en el dormitorio. Pero cuidado. Soy un astuto narrador, no soy simplemente uno de vuestros sensibles y vulnerables artistas. He tomado mis precauciones.

Pero basta. Pero estaba bastante cansado de ver aquel dado rojo resplandeciente deslizarse por el fieltro verde. Las mesitas en herradura del veintiuno se alineaban en hileras dobles. Relampagueaban azules, a ambos lados, los dorsos de las cartas.

Jordan Hawley estaba atrapado por sus ganancias en el casino de aire acondicionado. Tuvo buena suerte. Sentado junto a una mesita, estaba ante el casino como un espectador ante un escenario iluminado. Cartas de dorso blanquiazul se deslizaban en las mesas de fieltro verde.

Era Merlyn. Los bolsos de cremallera de Merlyn no abultaban, ni llevaba tampoco ninguna ficha en las manos. Diane llevaba un vestido blanco de verano muy escotado y fresco para su jornada de trabajo, la parte superior de sus pechos era de un blanco empolvado y opalino. No le pasaron inadvertidas a Jordan aquellas miradas. Merlyn se ufanaba de ser un jugador impasible.

Se limitaba a observar a todo el mundo. Aliviaban su soledad. Era un especialista en todos los porcentajes del juego. Pero Jordan estaba ahora entre los de su clase. Un jugador degenerado. Es decir, un hombre que jugaba simplemente por jugar y que debe perder. Estaban todos a punto de agotar sus fondos. Intentaba siempre trabajarse a alguien para conseguir ventajas en los casinos.

La chica, Diane, era en realidad una marginada. No estaba sometida al destino sino al salario semanal fijo que el casino le pagaba. Diane era el papel atrapamoscas para las moscas. Le resultaba insoportable hacerlo. Desayunaban juntos con frecuencia. Tan incapaz de dormir como todas las noches. Le consideraban generoso. En otros tiempos, su sector del mundo era algo reglamentado y medido.

Le desconcertaba ahora el absurdo de haber basado en otros tiempos su vida en tal razonamiento. Tengo trece pases en el brazo derecho. Siempre reaccionaba al entusiasmo de Cully. La oscura, limpia y delicada cara de Cully brillaba confiada. Venid conmigo. Cully intentaba localizar una mesa interesante.

Uno de los indicios por los que se guiaba era si a la casa le quedaban pocas fichas. Por fin les condujo a una baranda abierta y los tres hicieron cola para que Cully cogiese el dado primero del recogedor. Jordan, doscientos. Siete fuera. Cully mil trescientos cincuenta. A veces resultaba, pero era muy trabajoso. Estar solo sin estar solo. Repiqueteo de dados. Atento al tic. Porque la carta de arriba era la que el tallador necesitaba para que su mano fuese buena.

Ni grandes ganadores. Retuvo el dado casi una hora. Los jugadores de la mesa le vitorearon. No intervine. Merlyn y Cully estaban sobrecogidos. Hacia medianoche. Los tres se volvieron al mismo tiempo en una inconsciente pirueta. Lujosas cortinas doradas, una inmensa cama de plateado cobertor. Exactamente a tono con el juego. Era incapaz de dormir. Estaba demasiado asustado, demasiado aterrado. Como ahora. Estaba asombrado. Estaba contento de tener dinero suficiente para quedarse en Las Vegas, de no tener que seguir a Los Angeles a iniciar su nuevo trabajo.

Cully hablaba en voz baja.

MILOS CRNJANSKI SEOBE PDF

Apendicitis aguda sin dolor o “El paraíso de los tontos”. Caso clínico

.

ALMAGESTO DE PTOLOMEO PDF

EL. CARNAVAL LLEGA A LA “MISA” DE LOS TONTOS

.

HTTP WWW DMV NY GOV FORMS DTF802 PDF

Reseña «El nuevo paraíso de los tontos» – Hernán Casciari

.

JANAPADAS AND MAHAJANAPADAS PDF

Hernan Casciari - El Nuevo Paraiso De Los Tontos

.

Related Articles