EL PENSAMIENTO MODERNO FILOSOFA DEL RENACIMIENTO LUIS VILLORO PDF

Luis Villoro. En el pensamiento antiguo, tanto griego como romano, el hombre tiene un puesto determinado en un orden que abarca a la totalidad de los entes. Es un ente entre otros. El hombre es sujeto ante el que todo puede ser objeto.

Author:Guk Dushura
Country:Namibia
Language:English (Spanish)
Genre:Literature
Published (Last):15 May 2010
Pages:187
PDF File Size:15.9 Mb
ePub File Size:16.17 Mb
ISBN:895-9-85311-186-5
Downloads:29329
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Zuluzilkree



V, Carretera Picilcho-Aju.! ISBN A Zet:za 1nlroduccin Uno de los temas en Jiscusin en las ltimas dcadas ha sido el del posible fin de la imagen moderna del mundo. Tal vez estemos entra11do en una forma nueva de ver el mundo y de razonar sobre l, que empezara a dejar atrs el pensamiento llamada "moderno". Pero la discusin resulta estril, o superficial al llenos, si no precisamos justamente lo que podemos entel1der por "pensamiento moderno". Estamos realmente en las postrimeras de un. Cualquier respuesta exige caracterizar lo que entendemos po "pensamiento moderno".

En ese sentido, las "vanguardias", las propuestas nuevas de pensamienf la adhesin a las innovaciones aunque sean pasajeras, suelen calificarse de "modernas", Este ensayo recoge ideas expuestas en varios cursos en l:i Facultad de Filosofa y Letras de la UNAJ. Pero, en otro uso del tr-mino, por "moderna" entendernos tanto una poca de la historia de Occidente que sucede a la Edad Media, corno la forma de vida y de pensamiento propios de esa poca.

Es este significado del trmino el que aqu nos interesa. La poca "moderna" comprende un lapso muy amplio, lleno de vicisitudes, transformaciones, contradicciones in-ternas. Cmo caracterizarla? Podernos partir de una idea regulativa, para descubrir un camino. Por variables y aun contrarias que sean las creencias, actitudes, valoraciones, programas de vida de una poca, podernos buscar ciertas ideas bsicas, supuestas en todas ellas, que perrnanezc. Las dems creencias y actitudes, por distintas que sean, las aceptan corno un trasfondo incuestionable.

Si contradicciones hay, se levantan sobre el supuesto comn de aquellas ideas bsicas. Antes que una doctrina, formu-lada en enunciados precisos, esas ideas expresan una manera de pensar las relaciones del hombre con el mundo, una preferencia por ciertos valores y un estilo general de razonar, implcitos en varias doctrinas. No se trata de un sistema de pensamiento sino de una mentalidad. Natural-mente que esta manera de pensar coexiste, durante toda Ja poca, con la antigua, a la cual a menudo se enfrenta.

Inclu-so, al principio es an la antigua visin del mundo la que da carcter a Ja sociedad y slo en unos cuantos espritus se expresa el nuevo pensamiento. Las ideas bsicas que caracterizan a una poca sealan Ja manera corno el mundo entero se configura ante el hom-bre. Condensan, por lo tanto, Jo que podramos llamar una "figura del mundo". Una figura del mundo empieza a brotar, lentamente, en el seno de Ja anterior. Primero es 8 patrimonio exclusivo de unos cuantos, luego se va poco a poco generalizando hasta convertirse en el marco incues-tionable de la poca.

Porque una poca histrica dura lo que dura la primaca de su figura del mundo. Generalmente se suele entender por "pensamiento moderno" una forma de pensamiento racional que tendra su expresin ms clara en el siglo XVIII.

Pero, en realidad, sus orgenes son ms antiguos. Empie-zan con Ja ruptura de la imagen medieval del mundo y con la aparicin paulatina, en algunos ingenios, de una nueva. Las ideas ilustradas y su legado en los siglos posteriores, se levantan sobre esa previa manera de sentir y pensar el mundo, nacida de la ruptura del mundo medieval. La ruptura se inicia en el Renacimiento.

Es en los siglos xv y XVI cuando se manifiesta el primer germen de lo que ser un giro decisivo en la imagen del mundo y del hombre y en el modo de pensar sobre ellos. Este germen no es uni-versal. Aparece en algunas ciudades de Italia y de los Pases Bajos. All empezar a forjarse la figura moderna del mun-do cuyo desarrollo vern los siglos siguientes. La imagen moderna del mundo empez a formarse en el espritu de unos cuantos hombres de avanzada en su poca, pero no podernos marcarle inicios precisos.

Podra-mos incluso perseguir hacia atrs ideas precursoras, hasta el siglo XIII tal vez, con el desarrollo de Jos burgos medie-vales, como no han dejado de hacerlo algunos estudiosos.

No encontrarnos en un San Francisco, en un Dante, un Petrarca o un Giotto vislumbres, dentro del espritu del 9 Medioevo, de lo que habr de ser la imagen renacentista del mundo? Porque una poca no presenta fronteras pre-cisas. Con todo, para captar su espritu, podemos dete-nernos en algn momento, all donde se manifiesta, no ya en rasgos aislados de figuras singulares, sino en ideas com-partidas por un grupo, que empiezan a marcar un estilo de pensar comn.

Esto sucede en los siglos xv y XVI. Otra advertencia. La nueva figura del mundo no rem-plaza abruptamente a la antigua. La mayora de la gente sigue pensando en trminos del Medioevo. Es apenas un grupo reducido de humanistas, de artistas, de hombres de empresa y renovada virtu los que le abren camino, no sin fuerte oposicin del pensamiento antiguo. Tampoco tiene todo el pensamiento importante de esa poca el sello de la modernidad. Ernst Troelsch, por ejemplo; pen-s que Reforma y Contrarreforma fueron movimientos pertenecientes al mbito de la cultura medieval y contra-puestos a las tendencias caractersticas de lo que llama-mos "Renacimiento".

Pocas pocas han contado con estudios tan ricos como sta; yo no puedo tener la pretensin de aadir nada substancial a obras ya clsicas, como las de Burckhardt, Gentile, Cassi-rer, Saitta, Kristeller, Garin, Baron y algunos otros. El tema de este ensayo es distinto: los orgenes y la crisis del pensamiento moderno. Basado en gran medida en las obras mencionadas, pretende ser una revisin intencio- 1 Die Bedeutung des Protestantismus fr die Entstehung der modernen Welt, 19o6.

Habremos de partir as de una idea previa de lo que tenemos que buscar, y sta slo puede provenir de la conciencia de nuestra poca. A partir de la crisis de la modernidad buscaremos los ini-cios de ese pensamiento en crisis. Por ello slo destaca-remos algunos rasgos distintivos de los siglos pasados, en los que podamos reconocer los primeros esbozos de lo que nosotros llamamos pensamiento moderno, y sa ser quizs la mejor manera de precisarlo.

Qu mejor para descubrir las ideas supuestas en nuestra imagen del mundo que perseguirla all donde era germen, anuncio? Ver, en suma, el hombre moderno en la frescura de sus inicios, en el entusiasmo de su primer descubrimiento. No perderemos pues de vista, en ningn momento, la perspectiva actual, buscaremos en el pasado lo que pueda iluminar el presente.

De all que destaquemos en el Rena-cimiento lo que resulte ms vivo para nosotros y dejemos, en cambio, en la sombra otras facetas que en esa poca pu-dieron ser ms importantes para quienes las vivieron. Quizs algunos se sorprendern de ver all ideas que crean de ltima hora, de reconocer una imagen familiar del hom-bre y del mundo, aunque dibujada con trazos y matices distintos. Porque lo que para nosotros est teido de des-encanto, velado por un templado escepticismo, all era entusiasmo, alborozo de un mundo en sus comienzos.

Nues-tro viaje tratar de precisar las ideas centrales que engen-draron ese mundo. Por contraste con esas ideas, esperamos que se dibuje con mayor nitidez el perfil de nuestro pensa-miento actual y del que podra sucederle en el futuro. La prdida del centro La figura renacentista del mundo no podra entenderse sin una referencia a la imagen que la precedi.

HAEMATOLOGY PRACTICALS PDF

VILLORO Luis El Pensamiento Moderno

V, Carretera Picilcho-Aju.! ISBN A Zet:za 1nlroduccin Uno de los temas en Jiscusin en las ltimas dcadas ha sido el del posible fin de la imagen moderna del mundo. Tal vez estemos entra11do en una forma nueva de ver el mundo y de razonar sobre l, que empezara a dejar atrs el pensamiento llamada "moderno". Pero la discusin resulta estril, o superficial al llenos, si no precisamos justamente lo que podemos entel1der por "pensamiento moderno". Estamos realmente en las postrimeras de un. Cualquier respuesta exige caracterizar lo que entendemos po "pensamiento moderno". En ese sentido, las "vanguardias", las propuestas nuevas de pensamienf la adhesin a las innovaciones aunque sean pasajeras, suelen calificarse de "modernas", Este ensayo recoge ideas expuestas en varios cursos en l:i Facultad de Filosofa y Letras de la UNAJ.

COMMUNITY HEALTH NURSING BY MAGLAYA PDF

Luis Villoro

Book "El arte de ensoar Nagual " Carlos Castaneda ready for download! Don Juan, escribe Carlos Castaneda en el prlogo, era un intermediario entre el mundo.. MidwayUSA is a privately held American retailer of various hunting and outdoor-related products.. La pregunta por el ser del. El Derecho de las personas.

Related Articles